Depresión post-parto (o puerperal)

Antonio R. Silva, MD, FACOG
Ayudante Especial del Decano
Decanato de Asuntos Académicos

 

El puerperio es aquel tiempo después del parto e incluye la estadía en el hospital y hasta seis semanas después. Es una etapa muy importante en el proceso reproductivo de la mujer. Durante éste se desarrollarán en la madre unos procesos interesantísimos que culminarán con su retorno al estado pre-embarazo.

Hemos observado un fenómeno en el puerperio que varía mucho en severidad y manifestaciones. Este se ha venido a llamar depresión post-parto. Es más común de lo que nos sospechamos y, en su grado más leve, ocurre como una vez en cada 500 partos y, quizás, más a menudo.

Es importante para los médicos entender que el embarazo, el trabajo del parto y la perspectiva para la madre de la responsabilidad amenazante de criar, atender, educar y hacer una persona de provecho de su nuevo bebé, indudablemente le crea un gran "estrés", aún a las más confiadas de las nuevas madres. Factores adicionales que operarían en la mamá podrían ser su grado de madurez, su capacidad para manejar "estrés", su hechura psicológica propia y su herencia emocional. Es lógico que se vea más en primerizas, donde las dudas e inseguridades son mayores y no ha habido experiencias previas que ayuden a fortalecer a la persona, dándole instrumentos adecuados para poder manejar las ansiedades que surjan. Sin embargo y por este entretejido tan complejo, lo vemos en multiparidas también.

En términos generales, la depresión post-parto se manifiesta las primeras 24 horas después del parto y usualmente y, como ya hemos mencionado, como consecuencia de muchos factores. Razonablemente, se ve más a menudo en mujeres con tendencias hereditarias para disfunciones emocionales y en aquellas a las cuales les ha dado más trabajo adaptarse a los rigores y complejidades de la vida marital y su desenlace más común: la maternidad.

Otros factores prominentes en la génesis de este desarreglo pueden ser:

  • descarga emocional de energía psíquica que sigue a la excitación y temor generados por el embarazo y el parto
  • malestares y dolores naturales que ocurren en la etapa del puerperio
  • cansancio y fatiga emocional por la falta de sueño y el "trabajo" del parto
  • ansiedad generada por la duda que asalta a la paciente que pueda ser una madre capaz y de que pueda cuidar adecuadamente a su bebé
  • temores que puede tener la nueva madre de que su embarazo y parto la hayan "afectado" y sea menos atractiva para su esposo

Por fortuna, en su forma leve, que es la más común, la reacción depresiva es de corta duración y auto-limitante. Sin embargo, requiere del médico que éste aprenda a reconocerla como una entidad real y no una mera "majadería" del paciente. La depresión post-parto se manifiesta de unas maneras muy reales para la nueva madre y la dinámica psico-emocional es totalmente lógica. El médico debe oír a su paciente con interés, cariño y paciencia, bregando con los factores causativos arriba mencionados. Hay que darle un enorme apoyo emocional a la nueva mamá. Inclusive, se le puede anticipar al paciente que ésto podría ocurrir y que es perfectamente normal y humano que se sienta asaltada por estos temores, ansiedades e inseguridades. Además se le debe indicar que ella no es la única que se siente así y, que en la inmensa mayoría, los casos se resuelvan rápida y simplemente.

También sabemos, que desafortunadamente, algunas depresiones post-parto duran más de 72 horas, se tornan más severas y hasta pueden desembocar en rechazo del bebé, halucinaciones de todo tipo, tendencias suicidas y otro comportamiento maniacal y abiertamente psicótico. Ya, este tipo de anomalía cae más en conducta patológica y debe ser atendida por aquellos entrenados y duchos en la materia, necesitando algunas veces, terapia intensiva y medicamentos apropiados. Obviamente, estos casos severos son la minoria y, por lo tanto, lo usual es ver a la nueva madre irse a su casa muy contenta con su bebé y orgullosa de haber pasado airosa por un proceso complicado y aparatoso, habiéndose culminado como mujer a través de su reciente maternidad.

Este trabajo está basado en extensa experiencia clínica del autor, boletines educativos pertinentes del American College of Ob/Gyn, libros estándar de texto de Obstetricia, situaciones anecdóticas y comunicaciones personales para con el autor

Sobre este portal

Este portal es apoyado en parte por la subvención número G12 MD007600 (Programa RCMI, Universidad de Puerto Rico Recinto de Ciencias Médicas) otorgado por el Instituto Nacional de Salud de las Minorias y Desigualdades de la Salud (National Institute on Minority Health and Health Disparities, NIMHD), un componente de los Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health, NIH). Su contenido es responsabilidad exclusiva de sus autores y no representa necesariamente la opinión oficial del NIMHD o de NIH.

Localización

Universidad de Puerto Rico,
Recinto de Ciencias Médicas
Edificio Principal 2do piso, Oficina A-234,
Centro Médico, San Juan Puerto Rico 00935

Mapa

Información de Contacto

Recinto de Ciencias Médicas
Edificio Principal
Segundo Piso Of. A-234
Río Piedras, Puerto Rico.
PO Box 365067
San Juan, PR 00936-5067

Teléfono: 787-758-2525
Ext. 1368, 2284
Facsímil: 787-753-0090